The buy nothing day campaign : cuando la empresa dice compra y el consumidor se agota

Tras mi último post consumista sobre la celebración del día de acción de gracias, el black friday y el cyber monday ahora toca hablar de lo contrario para compensar,  otro nuevo concepto aprendido en la última clase de inglés, el día de no comprar nada ( the buy nothing day campaign ) os dejo aquí la información que he encontrado indagando un poco más en la web.

El Día Mundial sin Compras (por sus siglas en inglés BND, Buy Nothing Day, “Día de no Comprar Nada”) es una jornada de protesta en contra del consumismo llevada a cabo por activistas sociales, en su mayoría altermundistas, el 25 de noviembre de todos los años.

Fue fundado por el artista de Vancouver Ted Dave y posteriormente promovido por la revista canadiense Adbusters. Los participantes de este movimiento se abstienen de comprar cualquier cosa durante 24 horas como una exhibición concentrada del poder del consumidor.

En Estados Unidos y Canadá, los partidarios se manifiestan el día después del Día de Acción de Gracias. Este día, frecuentemente llamado Viernes negro, es en Estados Unidos uno de los días del año en los que más se compra. En el resto del mundo, se celebra un día después, el sábado.

Desde que el “Día Mundial sin Compras” se celebra después de Acción de Gracias, gracias a su significado (el de resistir el consumismo sin sentido), algunas personas han visto la oportunidad de exponer la hipocresía del fin de semana posterior a Acción de Gracias. Esta fiesta siempre se ha centrado en la amistad, la familia y la comunidad, mientras que el día siguiente sólo lo hace en el consumismo y las compras. Así pues, ciertos de sus participantes pueden considerarlo como un medio de reivindicar el mensaje original de la celebración: animar a los amigos y las familias a reunirse, en vez de a gastar dinero.

Y es que en estos tiempos que corren nos quieren incitar a perder el miedo de consumir, todo con la excusa de que el dinero tiene que moverse, cosa que todos seguro entendemos y estamos totalmente conformes en que es necesaria esta actividad para dinamizar la economía, pero hay que tener en cuenta una serie de factores, siendo uno muy importante bajo mi pequeña visión consumidora, el de fomentar el consumo en los pequeños comercios, no en las grandes superficies.

No es por ir de rebeldes contra ellas , pero es que esto es como el empleo, ayudan a las grandes compañías cuando en realidad es la pequeña y mediana empresa la que mueve el empleo y en la que cualquier estudiante aspira a comenzar a desarrollar su carrera profesional algún día para ir creciendo con los años.

Creo que este día, es un guiño no en contra del consumismo, es un grito a la reflexión de un consumo responsable, analizando ciertos aspectos como la necesidad y el lugar al que acudimos a realizar nuestras compras, sin olvidar pararnos a pensar  en la procedencia de los productos.

Imagen

Hay que destacar el factor necesidad, que se divide en dos, una necesidad real y otra infundada, aquella que es creada por nuestro entorno, como por ejemplo un  amigo me ha hecho un regalo caro, el mio debe ser igual o más caro, o de lo contrario se sentirá decepcionado.

Con la revolución de las nuevas tecnologías nos vemos diariamente saturados de publicidad, aunque no queramos verla, ya los expertos se encargan de que nos sea visible, un recurso muy efectivo, las fan page de facebook, una herramienta de comunicación , bajo mi punto de vista que ha derivado en una arma masiva de incitación al consumo, analizar sus efectos requiere tiempo, pero yo como usuaria me mojo y digo que me molesta que me ordenen, que me griten los productos y sus precios, sus ofertas de ocasión, en la mayor parte de los casos repetitivas, que me hacen sentir un usuario poco competente, y me gritan , contra no has comprado ¿es que no has visto la oferta que tengo ? es verano ¿ no vas a hacer un viaje ? pero un viaje caro eh , que me lleve una comisión medio digna.

¿ no has visto las habitaciones de este hotel ? ¿ A qué esperas para reservar para el puente ?  pongo como ejemplo turismo, uno de los sectores que junto al comercio son más agresivos en su labor de captación de consumidores.

Estos dos sectores requieren de publicidad, sin duda, pero resulta que es eso, simplemente hacen publicidad, no tienen estrategia de comunicación, promocionan sus productos y servicios mediante campañas, y se olvidan de una conversación y participación constante con sus consumidores.

Es por eso que ahora se agarran a las redes sociales como una fuerte tabla de salvación en su publicidad y comunicación, pero vemos como en muchos casos su presencia es más publicitaria que comunicativa, y por tanto no obtienen la rentabilidad deseada, ya que o bien realiza esta labor una persona sin capacidad publicitaria o comunicativa , o la contratan  para labores de comunicación cuando en realidad lo que buscan es meramente campañas cortas de publicidad enfocadas a un determinado producto.

A estas alturas los usuarios son cada vez más exigentes, más responsables con el consumo, buscan información, comparan, conocen su necesidad, no necesitan que se la creen,  y sobretodo, piensan y consultan antes de comprar un producto.

No necesitamos un día de no comprar nada, necesitamos que la publicidad trabaje conjuntamente con comunicación , que camine de la mano de la demanda y así elabore su oferta, menos masificación y más segmentación , lo que llevará a la tan ansiada rentabilidad y nosotros seremso consumidores más efectivos y felices.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s