La Granada que no se ve, se siente

No hay mayor pena que ser ciego en Granada,

¡ Con qué pereza se va el sol de Granada,

se esconde bajo el agua, se esconde en la Alhambra !

Sensaciones, todas ellas provocadas por los paisajes de Granada, y es que nos ofrece hermosas estampas, como me gusta decir, Granada despierta lo sentidos.

Se me ocurre hablar de las personas con discapacidad visual , que desarrollan otros sentidos a la hora de disfrutar de nuestra ciudad, y sin duda lo hacen, ya que Granada se caracteriza por sus paisajes, sus olores , su música y sus sabores.

Granada emociona hasta deshacer y fundir todos los sentidos ( Henri Matisse ) este es el mensaje que mejor se adapta no solamente a Granada, se adapta a la idea que tengo que promoción e información turística para todos, lo que implica tener que adaptar la labor de información y asistencia turística a determinadas circustancias como es el caso de grupos de personas con discapacidad visual.

He comenzado el post precisamente con el famoso verso de Francisco de Icaza que dice que es una pena ser ciego en Granada, sin duda que el regalo de la vista es un don que todos valoramos,  pero precisamente para todos aquellos que no lo tienen  hay  algo muy enriquecedor también, y es que no la ven, pero la sienten de una forma más intensa, ya que desarrollan más otros sentidos, como por ejemplo el del tacto.

Y es que al hablar de turismo, no podemos evitar hablar de prisas, de ir de un lugar a  otro viendo los monumentos más importantes, en jornadas alocadas, que no nos permiten disfrutar de ese tiempo necesario para llegar a  captar la verdadera esencia de cada lugar.

Creo que es por eso que me gusta mucho la frase del menos es más, para así poder apreciar bien todo aquello que visitamos.

Cuando hablamos de Alhambra, de Albaicín, de Sacromonte, del Monasterio de la Cartuja, Catedral, Capilla Real, Realejo, Parque de las ciencias, creo que todos hemos vivido esa visita rápida de toma de contacto, en la que nos hemos quedado con ganas de más.

Hablamos de arcos, bóvedas, capiteles, hermosos jardines, aljibes, calles estrechas, nos adentramos en un pequeño espacio en la parte moderna, la judía y la árabe.

Pasamos de un pequeño zoco a subir a San Nicolás, al ritmo de algún que otro acorde de guitarra .

Un viaje hacía los sentidos, donde la historia pasa a ser un factor secundario, y las sensaciones son las que marcan la ruta.

Son cada vez más los turistas que se decantan por ser viajeros, pienso que la definición de ambos conceptos no se basa  meramente  desde la perspectiva económica, es una filosofía relacionada con la forma de vivir un viaje, de envolverse en el lugar que se está visitando, el viajero busca experiencias, sensaciones, la sorpresa, ese despertar de los sentidos,

Todos estamos ya saturados de que nos vendan las mismas cosas, buscamos cosas diferentes, dejar de hacer lo mismo, quizá lo que nos hace falta es precisamente eso, que nos vendan no lugares, no más ofertas, escapadas, vacaciones, que nos ofezcan sensaciones, experiencias que nos hagan sentirnos vivos.

El turismo tiene esa magia, puede conseguir que todos logremos eso, independientemente de nuestras capacidades físicas o mentales, es un lenguaje universal, que debe ser transmitido para que sea escuchado sin que resulte pesado y deje de ser escuchado.

Gracias a las nuevas tecnologías podemos difundir y encontrar recursos, si las usamos de la misma manera que los ofrecemos y buscamos  a pie de calle no habrá ninguna diferencia,  y por tanto los resultados que obtendremos no serán los mismos.

Es por esto que pienso que si vamos a empezar a comunicar a ese nivel, debemos no hablar sobre el producto, debemos hablar sobre los beneficios de ese producto, cuando hablamos de innovación, hablamos de mejorar nuestras acciones, hay mucha competencia, de cada idea saldrán miles, por lo que no se trata de ideas, se trata de quizá de saber envolver a las personas en tu conversación, no es la vista lo que cuenta ahora en el sector, una foto impactante del hotel  o restaurante, es la manera en la que hablas sobre dichos establecimientos.

Nuestros sentidos están mermados por tanta nueva tecnología, el turismo es una buena forma de despertarlos, así que vamos todos, independientemente de si disfrutamos plenamente de todos o no, a dejarnos envolver en nuevas sensaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s