Desmárcate : el cuento del no te van a llamar

No te van a llamar,

gran frase que describe de manera clara y breve la situación actual de muchos,

lo has intentado todo,

no queda comercio,

oficina,

empresa a la que no le hayas dejado tu cv,

tu rutina diaria es esa de levantarte cada mañana para disfrazarte con tu mejor imagen,

misma que debes transmitir a los demás,

aunque por dentro piensas,

maldita sea,

algo estoy haciendo mal,

el tiempo pasa y sigo jugando al mismo juego,

el de convencer a los demás de que soy apto para el puesto,

de golpe,

ves donde está el error,

el de querer jugar en todos los campos,

en todos los partidos,

hasta en las tardes sacas ánimos para hacerte un cursillo de community manager,

te han dicho que es el puesto demandado del momento,

que es una buena inversión de tiempo, esfuerzo y dinero.

Han visto que controlas mucho de aplicaciones,

podrás llegar a ser un buen SEO,

todo tan bonito,

hasta que te asalta la duda de si es necesario saber comunicar,

y es que descubres que tienes menos conversación que un capítulo de Tom y Jerry entero,

te asusta la idea de pensar que tendrás que dinamizar una comunidad,

lograr que tenga muchos fans,

que se interesen en la marca a la que representas,

hasta resulta que tendrás que lograr ventas.

Acabas el curso y descubres que nada es como te lo pintan,

no tienes a esas pequeñas empresas tocando a tu puerta,

en busca de tu varita mágica como te prometían,

eres tú el que tiene que ponerse en venta,

acabas siendo un producto de oferta,

un producto que a muchos no interesa,

les resultas caro y de dudosos resultados.

Te sientes como el novio o la novia pidiendo a su pareja un poco más de

tiempo para ver si la relación funciona.

Tras romper el cascarón y pisar la calle,

tu seguridad,

apoyada en tu formación,

se tambalea,

estás haciendo lo que  cualquier persona sin estudios hace en situación desesperada de desempleo,

ponerte en el escaparate,

bien visible,

ofreciendo tus servicios,

cuando pensabas que iban a ofrecértelos.

Hasta pasas a ser consejero,

les dices a tus amigos en paro,

esos sin estudios,

los mismos que sueñan con ir a  la universidad,

que también estás en su misma situación social,

que solamente tuviste la fortuna de poderte formar,

ayudado por tus padres y ese precario empleo,

que antes era fácil de encontar.

Te cuentan que ya ni plaza en fp es fácil de encontrar,

la han convertido en la nueva burbuja que explotar,

esa salvación del momento,

no tardarán mucho en hacer de ella el mismo negocio que es la universidad.

Vuelves a recordar la frase del comienzo,

esa de no te van a llamar,

te causa pena ver que has traicionado a tus principios,

a tus esfuerzos,

esos de luchar por ser algo,

por dominar un campo en concreto,

una profesión que en un futuro te permita vivir de ella.

En estos tiempos estamos saturados de publicidad,

pero no nos venden realidad,

no nos enseñan a seleccionar y descubrir que es eso en lo que somos buenos,

y por tanto a una empresa le interesará nuestra labor,

que trabajemos con y para ellos,

sacando beneficio de nuestra ilusión y esfuerzo.

No,

sin duda,

no te van a llamar,

puedes desconectar el teléfono,

que esto es un mero cuento,

todavía no tiene final,

está escrito en un presente incierto,

que es realidad de muchos en estos tiempos,

una pesadilla,

que a muchos quita el sueño,

solamente del protagonista del cuento dependerá el final,

ánimo,

que sea uno bueno.

https://miryamposada.files.wordpress.com/2013/10/aeaa1-mujer-despierta-liberate-imagen1.jpg

Anuncios

3 pensamientos en “Desmárcate : el cuento del no te van a llamar

  1. Pues ciertamente, Miryam, es una situación lamentable. El mensaje que recibimos es el mismo, y tiene el mismo final. A nadie le cuentan la realidad de que, en un entorno competitivo como el que estamos viviendo hoy en día, las oportunidades se las tiene que hacer uno mismo, nos guste o no nos guste.

    Incluso, la oportunidad de ser escogido para un puesto en particular, se la construye uno mismo. Y si… es cierto…no te van a llamar por teléfono, a menos que hagas un trabajo muy fino para darte a conocer y te conviertas entonces en una opción de preferencia.

    Es por ello que debemos “desmarcarnos”, no hacer lo mismo que hacen todos, diferenciarnos…y la primera diferencia la establecemos cuando tomamos el control de nuestras cosas.

    Un beso grande. Lo comparto con gusto 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s