Sin brand no hay producto o servicio que vender

Después de un buen tiempo y mucha saturación de como gestionar comunidades online y  sus  objetivos he llegado a dividir esto en dos campos, el del personal branding, que incluye al community manager y luego el posicionamiento web, que debe estar en manos de un buen profesional de medición de estadísticas o como ahora me gusta llamarle al finalizar mi curso, el growth hacker.

Y es que son dos labores fundamentales y complementarias desarrolladas por diferentes profesionales si se quiere un rendimiento óptimo.

Actualmente veo muchos artículos sobre la pequeña y mediana empresa y su visión del social media, que siempre es enfocada a lo que comúnmente se llama labor comercial, esa persona dedicada a generar las ventas del producto de determinada empresa.

Ahora vemos claramente como la figura del community manager o del social media manager es una elegante transformación de la palabra comercial, palabra que muchas empresas camuflan muy bien para que les manden cantidad suficiente de candidaturas y luego en la entrevista encontrarte con que el  puesto es para cubrir la vacante de comercial.

 

Un comercial online muy apetitoso, ya que su alcanze gracias a la web 2.0 será más efectivo y en menor tiempo, algo imprescindible para toda pequeña empresa que necesita ventas para sobrevivir o peor aún, nuevas empresas que tienen que empezar a comercializar su producto.

 

¿ Para qué se molestan  diseñador gráfico y  diseñador web en bonitos diseños ?  ¿ en portadas en la página corporativa atractivas ? ¿en elaborar  campañas publicitarias creativas junto al copywriter?  donde se venda sin que se note ese desespero por vender, contar una buena historia por un buen blogger acerca de la marca y de sus productos, más que de los productos, de los  motivos por los que ese producto es beneficioso, generar la necesidad a esos clientes potenciales.

La pequeña y mediana empresa se lanza a lo desesperado al mundo del social media, sin ser social, sin ser conocida, sin tener marca y sin intención de generarla, ya que conlleva tiempo, esfuerzo y no ver resultados a corto plazo, a lo que se le suma el coste de contratar a un buen social media manager, un buen diseñador y tener un escaparate apetitoso, es decir, la web, el eje fundamental de la presencia online de toda marca, claro que la palabra marca para algunos es aplastada y pasa a segundo plano, en su mente solamente existe la palabra ventas ya .

 

¿ Qué pasa con todo este proceso ? pues que es realizado y no tomado en serio por la propia empresa sin dominar y saber exactamente que es eso de la marca personal y el social media.

Es una labor que se piensa se realiza en poco tiempo y que puede gestionar cualquiera.

Crear una página corporativa en facebook y google plus, un perfil en pinterest y twitter, un blog, donde torturaremos a los miembros de nuestra comunidad online con los precios y productos o servicios que ofrecemos, que digo comunidad, son simplemente clientes, así que la única conversación que hay que tener con ellos es gritar lo que vendemos, por si acaso no se enteran, hablo desde el punto de vista de consumidora de marcas y seguidora de comunidades online de estas mismas, dudo que papel me ofende más, si el de cliente que sufre esos gritos constantes o el de estudiante de marketing online que en twitter recibe sin parar cursos y consejos de regalo de una enorme cantidad de expertos ya en la materia de ventas online.

Es aquí donde viene la clave, donde se nota cuando una marca está siendo social y no haciendo social media.

Esto ocurre cuando el primer objetivo pasa por la gestión de la marca, de la reputación, el personal branding, el engagement, y es que sin reputación no hay comunidad, por tanto no tenemos nada que vender, ni productos ni servicios.

Esa es la labor del social media manager, hacer marca, llevar a cabo toda actividad positiva para que  sea conocida, tenga una comunidad participativa que hable, colabore, aporte contenidos de interés, se preocupe de conocer la verdadera esencia de la marca.

Siendo así la marca la encarga de conocer a su comunidad y sus necesidades, usando  las redes sociales como plataforma de atención al cliente, loque hoy día llamamos el neuromarketing.

Una vez llevado a cabo este proceso y en combinación con las técnicas apropiadas de posicionamiento web y de contenidos llegarán los beneficios, tanto de reputación, de fidelización y económicos.

Y es que cuando hablamos de la web 2.0  no nos hemos parado muchos a pensar todavía en su verdadero significado, ya hasta hablamos de la 3.0 ,  sin duda no importa el número, el elemento fundamental de estos conceptos es la participación de los clientes, son ellos los que consumen lo que damos, así que son los gestores de nuestra reputación, por lo que hay que basar nuestra presencia en la web a sus reclamos.

Anuncios

6 pensamientos en “Sin brand no hay producto o servicio que vender

  1. umm veo que ya divulgas lo que sabes y conoces, me alegro…

    Las acciones Social Media son como las web que el pingüino de google ha castigado… o sea tramposos que con tal de posicionarse hacen lo que haga falta aunque no sea lo natural o organico 🙂

    El posicionamiento orgánico de una marca se consigue con participación de tu público… el que siga haciendo trampas colocando anuncios sin ton ni son vendrá su propio pingüino y lo dejará fuera de posición 🙂

    Muy grande esta entrada. Enhorabuena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s