Soy Agente de Viajes porque confundí “el ocio con el negocio”.

Así es, he encontrado esta fan page en facebook que describe muy bien la esencia de todo lo que intento transmitir por aquí, y es que , yo también confundo el ocio con el negocio.

Durante mi formación me han enseñado que todo buen promotor turístico debe amar y conocer lo que vende, pero mucho más importante es no perder esas ganas, estar constantemente actualizados en destinos, incluso ir contra todo aquella normativa de negocio e investigar nuevos, nunca se sabe que lugares ocultos pueden hechizar nuestra alma sedienta de historia, aventuras, tranquilidad, románticismo, adrenalina, hay para todos los gustos en esa bonita y corta palabra que engloba tanto( viajar) , cuyo objetivo fundamental es el de ser felices,  sensaciones y experiencias, así que los gestores de esta página juegan muy bien con eso y a la vez con información actualizada sobre el sector.

Como estudiante de turismo y marketing me gusta y me ha llamado la atención su tono de humor, enfocado a cosas que se hacen bien y mal en el sector, lo que me parece genial, pues a mí me encanta ver los errores, me permiten aprender y analizar un sector tan cambiante.

Foto: Reservando por internet...

Cambios, palabra con la que el sector se enfrenta cada día, y ahora mucho más con la evolución del uso de las nuevas tecnologías por parte de los ” turistas ” lo pongo entre comillas para hacer una pequeña reflexión en voz alta, un “viajero ” ¿ acude a una agencia de viajes ? digamos que el principal consumidor de agencias es el turista, el que quiere realizar un viaje a destinos lejanos y lo quiere todo organizado, no quiere agobiarse generando su propio viaje, cosa que es lo que motiva a un viajero, el buscar su vuelo barato a ese destino lejano, el hotelito sin media o completa pensión que le ata a algo más que una pulsera, a unos horarios, cuando a mí quizá lo que me interesa es comer en esa tabernita de la esquina mezclarme con la gente o ir a comprar fruta en los mercados del frenético Bangkok.

Y es que las redes sociales han supuesto la evolución, que no revolución del turismo tailor made, pero tailor made no por las agencias a pie de calle, por agencias online o por el ahora viajero rebelde que antes era un sumiso turista esperando a su pulsera y le brillaban los ojos con la palabra resort y todo incluido, ahora las personas quieren más, quieren ser sociales, tomar parte en la elaboración de sus itinerarios, no leer un aburrido folleto mientras el agente le está buscando supuestamente el mejor vuelo, cosa que ya en estos tiempos empiezan a poner en duda.

Foto: Elementos de trabajo...

Hemos pasado al turismo social, donde ahora todos somos viajeros en busca de ese viaje que nos aporte algo menos efímero que las fotos de rigor y los regalos  prometidos a nuestra gente más cercana.

Un viaje de placer que nos enriquezca, ese es el billete de avión que un agente de viajes empezará a comercializar si de verdad es ese agente de viajes confunido que ama el sector y lo que hace, buscará la mejor opción desde el punto de vista de su necesidad, viajes de lujo, sociales, en plan mochilero, son tiempos duros, y hay que adaptarse a oferta y demanda, no está de más que el agente de viajes tenga en su repertorio lujo a rebosar y el hostal adecuado para el cliente que lo demande, el cliente se queja de eso, y es feliz en la web 2.0 donde puede encontrar información, comparar precios, consultar experiencias de usuarios en hoteles, restaurantes, sabe buscar el billete más barato, sabe cuando debe adquirirlo, y mucho más si ya es un viajero experimentado, ya vemos blogs que son grandes referentes en viajes y en destinos y acudimos a esas personas  ¿ puede un blogger ser un agente de viajes ? sin duda no , al igual que un carpintero no puede ser la persona que te opere de unas simples vegetaciones, pero si que tiene un poder muy fuerte, y ese esa frase que usan para dar nombre a la fan page, un blogger hace del ocio su profesión, se muestra cercano, se gana la confianza de sus lectores, que sin duda acabarán consultando con él aspectos sobre su viaje.

Amor, odio y miedo, por parte de los profesionales del sector a la web social,  una relación tormentosa, ya que puede beneficiar pero sin duda perjudicar, antes los agentes de viajes, informadores, promotores, guías, tenían la sartén por el mango, ahora toda esa información que el cliente demanda es bastante más visible, genera confianza, se consume, es hora de hacer del ocio, de nuestras propias experiencias una profesión, recomendar y gestionar bajo nuestro nombre, nuestra persona, así los agentes podrán seguir siendo agentes y transmitiendo confianza en la elaboración de itinerarios.

Anuncios

4 pensamientos en “Soy Agente de Viajes porque confundí “el ocio con el negocio”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s