Callejeando una ciudad, desde el suelo al techo y mucho más

Si contemplas un monumento en Granada debes hacerlo con esmero,

hay que fijarse  bien en techos y suelos,

en ellos verás restos consevados del paso de distintas culturas y formas de representar y entender el arte en la arquitectura.

Me encanta contemplar las cosas desde diversas perspectivas, mi favorita es desde el suelo, que me permite disfrutar de la belleza de sus techos.

Alhambra

Corral del Carbón

Siempre vamos con prisas, queremos ver todo, que no nos falte nada, con sacar la foto de rigor que muestre que hemos visitado los monumentos más importantes ya hemos satisfecho nuestra necesidad de turista, incluso nos permitimos ir a verlos libremente, sin necesidad de entender su historia, los motivos de su construcción y el papel que representaron en su momento y su evolución en el tiempo.

Imagen

Corral del Carbón

La Alhambra, emblema de la ciudad de Granada no fue construida con el objetivo de monumento turístico, Granada era una ciudad amurallada, que necesitaba de la construcción de dicha fortaleza para imponer respeto a sus posibles invasores, por lo que la Alhambra lejos queda de ser un lugar de reclamo de visitas turísticas, a la función de fortaleza se le suma que en ella se construyó el palacete de verano, el Generalife, este junto a los palacios nazaries son a día de hoy una joya expuesta mundialmente, tema que genera una gran controversia, pues el nivel de visitas diarias permitido es dudoso, aquí es donde entran en conflicto la repercusión económica y el deterioro del patrimonio cultural.

Ver un monumento es algo más que hacer una rápida visita, es interpretarlo, envolverte en su pasado y entender su papel actual, incluyendo este tema económico y cultural que a los que amamos el arte tanto nos molesta, nos molesta, porque no es agradable ver como piezas tan simbólicas de tu ciudad son mal cuidadas e interpretadas, a estas alturas vemos como sigue el debate sobre si un historiador del arte o guia local, es más, hasta hace poco la administración canaria otorgaba la acreditación pertinente a todo aquel que tuviera formación en turismo, curiosamente se excluía a los historiadores del arte, debían pensar que formación empresarial como es la que te aporta la carrera de turismo es lo apropiado para interpretar los lugares de interés cultural.

La competencia de interpretar, de hacer que algo que es supuestamente aburrido como es el turismo cultural sea una experiencia amena y enriquecedora sigue en el aire, justo hoy leo una noticia donde pone que taxistas podrán ejercer como agentes turísticos, todo eso me imagino por la brillante idea de que se conocen los nombres de las calles.

Imagen

Corral del Carbón

Estamos en tiempos de innovación, de creatividad, de adaptación a nuevas demandas, pero yo cuando paseo por Granada quiero que me hagan ir lento, que me digan para aquí, observa el techo o el suelo, que me cuenten esa parte de historia o leyenda que me haga disfrutar de tan maravillosa vista o monumento, quiero disfrutar de la ciudad, que implica mucho más que su visita a Alhambra.

Pasear por Granada es un placer que requiere hacerlo de manera dinámica y lenta, ir caminando por el centro de esta ciudad te envuelve en su historia, en un pequeño espacio encuentras su barrio judio y árabe, mezclado con sus iglesias, en las que se reflejan restos de minaretes de anteriores mezquitas

Iglesia de Santa Ana

Imagen

Tiendas de Granada

Pararse a contemplar hasta la decoración de las tiendas que hay en Plaza Nueva también es algo que merece la pena, donde además de pasar un rato agradable podemos comprar bonitos recuerdos de nuestro paso por ellas, una visita guiada no tiene porque excluir esa pequeña parada en estos lugares, todo lo contrario, un buen promotor e informador turístico de su ciudad sabe incluir este pequeño momento de ocio, al igual que sabe en que lugar parar a tomar algo.

Un buen promotor evita que el turista acuda a tomar algo en zonas de turistas , le invita a conocer esa taberna, ese barecito con ambiente agradable de barrio.

Granada es fuente inspiradora para grandes comunicadores  y una joya para los profesionales y amantes de la fotografía, cualidades que junto con su patrimonio deben ser conservadas.

Anuncios

2 pensamientos en “Callejeando una ciudad, desde el suelo al techo y mucho más

  1. Hacia tiempo que lo leia algo tan bien expuesto de la funcion de un informador turistico, y estoy totalmente de acuerdo que el historiador esta más preparado que el guia para explicar algo . lo que sucede es que en todas las profesiones , la de historiador si se ha preparado para explicar a los alumnos o el guia si expone para demostrar sus conocimientos, no llegan al público y en ambas profesiones si consiguen entusiasmar y trasladar en el tiempo a quien te escucha , los dos habran conseguido llegar al visitante.
    Yo soy guia y no hay otra cosa que más pueda disfrutar de hacer una visita guiada donde voy, y si es en Granada mejor que mejor que es un lugar que me encanta.

    • Hola Maria Luisa ! me alegra mucho que te haya gustado mi pequeña reflexión en voz alta, gracias por tu comentario y por leer ! si te animas a escribir algo en relación a tu experiencia con mucho gusto lo publicaré por aquí ! tienes blog ? saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s