Sin reputación, informador de nada soy

Muchas reflexiones que ayer durante el encuentro de comunicación social y periodismo del Mediterráneo quedan ahora en nuestras cabezas para analizar y poner en marcha.

ImagenUna mañana intensa, con una mezcla de sensaciones positivas y negativas al mismo tiempo, lo que hace que me haya encantado participar, pues me gustan el tipo de eventos que te hacen ver las cosas tal cual, sin adornos, pues uno acude para aprender y así ampliar visión en el sector, clave del networking, como ya he comentado en algún post anterior.

Justo este encuentro está dentro de los  actos que  celebran el Milenio de Granada, mi ciudad, a la que siempre llevo por bandera, de la que me queda mucho que aprende y que ayer me hizo sentir un poco más orgullosa de ella, y de seguir viviendo en ella.

Sin duda empiezo el post relatando el gran piropo que se le regaló al Parque de las ciencias y  a la sala donde se llevó a cabo el encuentro, nada más y nada menos que se le comparó con la biblioteca de Alejandría, es un gran honor para todos los granadinos ver como grandes profesionales y personas tiene tan buen concepto de la ciudad y acuden gustosamente a sus eventos para compartir con todos los que asistimos a ellos su experiencia y reflexiones, no voy a citar nombres para no tomar partido a favor o en contra de algunos en concreto, ya que todos nos dejaron un gran sabor de boca, tanto profesionalmente como personalmente.

El encuentro estuvo muy bien organizado, dividido en paneles por grupos de ponentes y un moderador para hablar de un tema en concreto.

El primer panel tocó la celebración del Milenio de Granada, así que era invevitable hablar de su historia, de el gran ejemplo que ha sido Granada por la mezcla de culturas que en ella han convivido, resaltando la presencia de judios, musulmanes y cristianos.

Hoy día estamos saturados de frases de motivación, una de ellas siempre dice que hay que dejar el pasado atrás y mirar al futuro, pues yo me quedo con una gran frase que nos regalaron ayer : una ciudad que no conoce su historia, entiende su pasado, está condenada a cometer los mismos errores, Granada actualmente y con la celebración de su milenio, es historia que mira al futuro.

Al futuro de la comunicación, tanto off line como online, de ahí este encuentro, donde se trataron ambos temas y la situación actual del sector de la comunicación,en concreto del periodismo.

Tocaba comenzar con eso , historia y situación actual, una situación marcada por una gran crisis tanto económica como de valores.

Con mi vuelta al estudio de historia, me voy dando cuenta de que en realidad hay muchas cosas del pasado en común con el presente, me quedo con esta otra frase también que me gustó mucho, vivimos luchando unos contra otros, unos intentando avanzar y otros intentando no retroceder, conflicto eterno entre entre norte y sur de Europa.

Cuando he comentado al principo del post que me gusta que me no me pinten las cosas del color que no son me quedo con la valoración de uno de los primeros ponentes sobre como piensa que está la situación actual y como cree que pinta un futuro no muy lejano, no dudó en contestar que no habrá paz, que puede que no guerras, pero si visualiza un futuro con numerosos conflictos, se puede decir que vivimos un presente de cara a un futuro con ” guerras de valores”  donde la cuestión religiosa y la política son los ejes centrales.

Y es que todo esto viene por la gran falta de educación en interculturalidad y relaciones internacionales, encantados nos dejó una de las ponentes con su idea de colaboración en radio donde en sus emisiones los participantes son capaces de hablar sobre cualquier tema, por delicado que sea de manera respetuosa.

Se habló de libros, se puso como ejemplo la Biblia y el  Corán, a lo que uno de los ponentes le contestó a otro que por ahí es por donde estamos empezando a hacer mal las cosas, pues siempre en esta comparación de gigantes quedan fuera otras religiones igual de importantes.

Vivimos bajo la excusa de la libertad de expresión, una libertad de expresión que roza la irresponsabilidad y la falta de respeto muchas veces, y que nos está llevando a esta gran crisis de valores.

Libertad de expresión consensuada, empezando  ya centrandos en los medios de comunicación, que son los primeros en caldear los ánimos, pues son el eje principal de información.

Ahí es donde entran las nuevas tecnlogías, que no son nuevas, simplemente estamos empezando a usarlas más y haciendo un uso en muchas ocasiones inadecuado de ellas.

Se habló de ese mal uso y de mucho ruido, provocado por las redes sociales, cito otra frase con la que coincido y que me encantó, no hay tal ruido, cuando vamos a una biblioteca tenemos un espacio inmenso repleto de libros, pero siempre sabemos buscar y encontrar el que queremos, pues esto es lo que pasa con las redes sociales, hay muchas, pero todo buen usuario sabe cual debe usar, cual es la que le aporta cosas de interés y donde no debe estar o en que debates no debe participar.

Estas son claves muy importantes que todos debemos tener en cuenta, a la hora de buscar información tenemos ya saturación, debemos hacer filtros,  tener una jerarquía de nuestras fuentes de información, esto nos ayudará a ser mejores usuarios y a no creer toda la información que vemos rodando en esta gran nube.

Doy mi pequeña visión, ya hablé algo en otro post, donde dije que me parece que estamos perdiendo el norte, que no nos paramos a analizar a la persona o medio que seguimos, que compartimos muy  “alegremente ” cualquier información que veamos que nos hará ser ese ansiado “informador ” no nos damos cuenta de que una red social no hace el papel de un medio de comunicación, informamos, pero de manera distinta y en la mayoría de las ocasiones sin contrastar, y dando información equivocada.

Se habló también de la nueva figura del ciudadano “reportero ” que a nadie quedó en duda que no existe, cito también otra frase que define muy bien el concepto : no existe ni puede existir, al igual que no existen médicos o docentes que no sean profesionales, no creo que nadie decida ponerse en manos de un doctor no cualificado, se está jugando su salud, entonces ¿ por qué lo hacemos con los medios ? este es el sentimiento general del sector, el que a mí me ha quedado tras los debates de ayer.

Y es que no se puede centrar el dabte en redes sociales malas o buenas para el sector de la comunicación, no nos cabe duda a nadie que lo son, otra cosa es que un usuario se deje llevar por fuentes no profesionales y equivocadas.

Lo comparo con mi sector, el turismo, un guia local o agente de viajes, ahora y que llamado consultor, todo cliente busca referencias de la agencia o del guia, pues para poner en las manos la organización de sus vacaciones no se puede tomar una decisión a la ligera,  ya que nos arriesgamos a una mala gestión, pérdida de tiempo y dinero, con la frustracción de una experiencia mal aprovechada que ya nadie te puede devolver.

Pues así debemos tomarnos el papel de nuestros medios de información, en estos tiempos que corren hay demasiada información gratuita de gurús, que nos enseñan como llevar una página de facebook, de google plus, un blog, todos nos creemos comunicadores, fotógrafos, bloggers, community mangers, social media advisors, todo esto gracias al ansia de estos gurús por conseguir fama y salir adelante haciendo marca y logrando suscriptores que se apunten a un breve curso de unas cuantas horas por el que te cobran una pasta y tú lo único que piensas es en pagar eso para colocarte alguna de estas ansiadas etiquetas.

La información buena no debe regalarse tan libremente, comuniquemos, pero si se  quiere ser un profesional del sector debemos tener la foramción correspondiente en centros especialidados en esto ¿ cuántos bloggers hay hablando de como gestionar un blog ? ¿ de pinterest ? ¿ de páginas de fans y concursos ?  si hasta hay portales donde puedes comprar fans o followers.

Esto no es comunicación, no es profesionalidad, no es reputación, estás palabras engloban esfuerzo y tiempo, gestionar tu reputación conlleva todo esto , tener credibilidad, carisma, saber compartir,escuchar, saber trabajar en equipo, contar lo que hay contar, no contar lo que no hay que contar,  pasar ese proceso de  ese novato que bajo impulso y por colgarse la medalla no se toma el tiempo necesario en investigar, en redactar, en poner un material atractivo, tanto en contenido como en imagen, todo esto lleva tiempo, esfuerzo y paciencia, junto con muchos malos ratos y buenos.

Debemos empezar por no tomar en cuenta tanta saturación de información gratuita con el unico fin de crear gurús  que adoctrinan con sus posts donde con diez tips ya te enseñan a afrontar el día a día de algo tan serio como es representar una marca ante los medios de comunicación, hasta vemos libros de marketing online en una semana , sin importar la profesionalidad, hay que ser más selectivos en la web 2.0  pero lo buenos usuarios que seamos en esta misma ya viene predeterminado por como actuamos en la vida offline, como bien resume el ejemplo del los médicos o docentes.

Con las nuevas tecnologías,  la evolución de la web 1.0 a la 2.0 donde ya hay participación del usuario, debemos pasar de ser usuarios independientes, que es lo que nos hacen las redes sociales a ser usuarios competentes, y saber valorar el trabajo y reputación que hay detrás de un buen profesional del sector de la comunicación.

Otro tema que se trató es la confusión que tanto puesto profesional está creando, que si community manager, que si social media advisor, blogger,  no se puede confundir a un profesional del marketing online con un comunicador o periodista, pues no tiene nada que ver.

El community management es marketing, claro que engloba comunicación, pero distinta, con distintos objetivos, al igual que no es lo mismo ser un community manager que dedicarte al e- commerce,se usan herramientas en común pero para diferentes objetivos.

Un periodista tiene como aliadas las redes sociales, pero sin confundirlas con un medio de comunicación, son herramientas muy poderosas, plataformas para mostrar su trabajo, para llegar a más gente en menor tiempo, para hacer ” marca ” y que sus lectores y otros medios puedan contactar a través de dichas redes con este periodista, le hacen más cercano, por tanto le permiten llegar mejor a sus lectores  y al mismo tiempo le pueden hacer más visible dentro de su sector profesional y conseguir nuevos proyectos profesionales.

Una frase de otra ponente, periodista  freelance que cubre conflictos bélicos no pudo ser más acertada : estamos ya más preocupados en conseguir el like, retweet o ser trending topic que en contar historias, en trabajar, en buscar material que nos sirva para contar esas historias.

Comentó también que le suelen alterar su material a la hora de lanzarlo en las redes y otra ponente dijo que era para lograr posicionamiento en google, que hay que escribir para google, no dudo que el SEO y palabras clave no sean importantes, pero mi corta experiencia me dice que si el trabajo es bueno obtendrá la recompensa de ser posicionado, porque será leido, disfrutado, valorado y por tanto tendrá ese nivel de viralidad deseado.

Como refleja el post hubo mucho debate, personas a favor de las nuevas tecnologías y del uso de redes sociales todas, pero haciendo un buen uso de estas mismas, y no haciendo en ellas lo que no hacemos en nuestra vida offline, si buscamos a algún profesional para cualquier servicio queremos eso, una persona fiable, que haga un buen trabajo, contrastamos que esta persona que vamos a contratar lo es, lo msimo debemos hacer en las redes ante tanta avalancha de información, saber distinguir como bien dijo otro ponente un charco de una fuente, al fin y al cabo lo que importa es la capacidad y el talento de comunicar y la web 2.0 es algo incierto todavía , que no se sabe donde irá, pero lo que si sabemos es de donde venimos. y a los que nos gusta comunicar, a los que ya lo hacen y a los que aspiramos a hacerlo no nos queda duda  de que ante estos tiempos inciertos, en esta estapa que será larga de  crisis de valores y económica, la comunicación y el periodismo son más necesarios que nunca.

Anuncios

2 pensamientos en “Sin reputación, informador de nada soy

  1. El periodismo es uno de los sectores con mayor intrusismo profesional, pero no ahora, con el boom de las redes sociales y los blogs. Todos sabemos de grandes comunicadores de prestigio que no cuentan con una formación académica en comunicación.
    Cualquiera puede explicar lo que le apetezca, cualquiera puede tener un blog, por supuesto, está en su derecho y me parece perfecto. No creo que nadie confunda hoy en día esto con el periodismo profesional, por otra parte bastante desprestigiado.
    Suerte que sí quedan muchos periodistas profesionales que, como bien dices, Miryam, realizan un trabajo de calidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s