¿ Por qué hacer un curso de turismo accesible ?

 

Hace tiempo que ante la nueva tendencia del sector turístico a adaptarse a las nuevas necesidades del mercado e incluir en estas una fuerte apuesta por el turismo accesible no entiendo porque no se empieza la casa por la estructura, una estructura de base firme para luego tener una casa firme.

¿A qué me refiero ? a formación, he realizado cursos de recepción, agente de viajes y desarrollo turístico y en cada módulo formativo de atención al cliente o tipos de turismo este, es siempre el gran omitido del temario.

¿ Acaso no es un  tipo de turismo más, no son también clientes estas personas ? ahora mismo las vemos dentro del sector como un cliente potencial, que no todos queremos explotar, desde el punto de vista económico, ni que decir tiene el poco interés en general del sector en su fidelización.

Me temo que somos muchos los que trabajando en atención al público metemos la pata en alguna que otra ocasión al tratar con este tipo de clientes, que son claramente usuarios también de nuestros productos o servicios.

No podemos excusarnos ante la estacionalidad del sector, eso es algo general, este colectivo, no debe seguir siendo tratado como tal , como colectivo, creo que deben ser tratados como personas, como un cliente más.

Si hay algo que me apasiona de mi sector es eso, la diferencia de clientes, ese nerviosismo que te pone las pilas al tener que pasar de hablar en inglés a hacerlo en francés, o cualquier otro idioma, cada cliente tiene unas demandas distintas, sin necesariamente tener alguna diversidad funcional, son eso, personas que buscan cubrir diferentes necesidades.

Por eso no me gusta esa división, pienso que son un cliente más que nos demanda una atención ante una compra de un producto o servicio, por lo que me hago la pregunta de ¿ Por qué no están incluidos dentro de ese modulo de “atención al cliente “o ” tipos de cliente”.

Si hablamos desde el punto de vista de un destino, veo el mismo estilo, se vende que es un destino accesible, es un alojamiento accesible, un restaurante accesible, creo que es hora de forma inteligente y honesta de tratar este concepto, empezando por quitar estas etiquetas que lo señalan como algo distinto, que fomentan la ” exclusividad ” o “diferenciación” de este mal llamado “colectivo “, pues no lo es, son otros clientes, con necesidades y expectativas diferentes.

La accesibilidad no debe enfocarse a segmentación de un target, es un beneficio para todos, una ciudad accesible no significa, este colectivo discriminado aquí puede venir, en esta agencia este colectivo que es discrimando será bien atendido, en este bar los baños son amplios, señoras y señores en silla de ruedas vengan, con esta forma de pensar y de actuar estamos fomentando la segmentación, la exclusión y la no normalización.

No nos debe importar si una persona tiene un síndrome de down o otro cuyo nombre ni hemos escuchado, o si nos viene en silla de ruedas o con perro lazarillo, nos debe importar el saber atender, el dar una buena atención a nuestros clientes, independientemente de sus circustancias, las que no debemos ensalzar, pues es el primer y más grave error.

Nos etiquetamos como profesionales de la atención al público y todavía nos vemos hablando en términos que maximizan dicha diversidad funcional o discapacidad,   produce cansancio  y malestar el que jueguen con las letras para ver el nombre que le dejan o debemos usar, lo que hace que sea  más grande lo que a muchos hace sentir pequeños, por un mal gesto, un mal comentario, quizá involuntario, o por desgracia muchas veces voluntario, pero la sensación es la misma, esto es debido a que nos etiquetamos como profesionales antes de analizarnos como personas.

Dejar de excluir para normalizar, para incluir sin analizar si estás mejor o peor de tus capacidades físicas o mentales, gritan inclusión, no hace falta gritar eso, los que formamos parte del sector tanto estudiantes como profesionales sabemos y se nos enseña como tratar al cliente, como responder a un teléfono, como interpretar el patrimonio, ya es hora de que dentro de toda esta cadena de calidad en atención al cliente se nombre a los que no están fuera ni nunca debieron estarlo, no es cuestión de ver si ahora interesa atenderles más o menos que antes, ni esa frase que he escuchado que dice que es que ahora son más visibles y viajan más, es cuestión de que a los estudiantes se nos enseña a tratar al cliente, esto debe englobar a todos, independientemente de factores puntuales debidos a que el turismo es un sector en constante evolución.

Hasta la atención al público está en constante cambio, así que vamos a empezar a dejar de hablar de destinos accesibles, están mal etiquetados, vamos a hablar de buenos profesionales capaces de atender a todos sus clientes en cualquier circustancia y en los diferentes idiomas que la situación  y el cliente demanden, la lengua de signos debe ser también includida como algo necesario dentro del sector, y en cuanto a infraestructuras el debate es el mismo, deben ser óptimas para todos, pues  el entorno físico de la ciudad es un bien del que todos disfrutamos y todos tenemos la obligación de respetar.

Acabo resumiendo mi deseo principal y dando la enhorabuena a Granada y a la promotora del primer curso de turismo accesible,  Carme Angel de accesitravel, espero que lea mi reflexión y enfoque el curso a eso, a la normalización de otro tipo de cliente más, cada persona con unas exigencias distintas que todo buen profesional debe saber cubrir, sin usar términos que indiquen enfermedad o poca habilidad, adaptando, innovando, teniendo tacto para manejar cada situación, vamos a formarnos, vamos a entender la atención al público, la calidad, la excelencia como la habilidad por parte de los empleados de tu establecimiento de saber atender a todo tipo de personas bajo cualquier tipo de circustancias y a quitar esa etiqueta de turismo accesible, viajes accesibles ¿ Qué pondrán ? ¿ atención al público accesible ? para mí, eso si es discriminación y diferenciación, palabras que en un sector como el turismo no tienen hueco, pues es todo lo contrario, es cultura, ojos y mentes abiertas al mundo, conocer nuevas personas, nuevas formas de pensar y comportarse, vamos a centrarnos en desarrollar eso de manera conjunta, sin tener que realizar cursos segmentados, esto se debe desarrollar en todos los cursos destinados a la atención al público, marketing y publicidad.

Anuncios

4 pensamientos en “¿ Por qué hacer un curso de turismo accesible ?

  1. En cualquier caso la diversidad no la podemos olvidar…
    Tu eres chica y yo no (diversidad sexual)
    Mi vecino es Pakistaní y yo español (diversidad étnica)
    Otro vecino es Ruso (diversidad nacional)
    Y por que no es diferente el que va con una silla de ruedas (diversidad funcional)

    lo que pasa es que como

    #somosdiferentes acabamos #somosiguales

    No hay dos copos de nieve iguales, ni dos personas iguales. Ni tenemos las mismas necesidades ni apreciamos los mismos detalles…

    Entonces ¿qué hacemos? ¿lo observamos todo o solo lo que nos apetece?

    • Muchas gracias Miguel, así es, todo esa diversidad, sin etiquetas de mejor o peor o de limitación enfocadas a lo que bien has dicho personas con necesidades distintas es la visión que quise dar al post, espero te haya gustado, besazo !

  2. Es así, y es q la diversidad Enriquece, o debería, el problema es etiquetarnos de Pro y seguir dissgregando en vez de Fusionar,no les parece? Estoy a punto de averiguar por un curso, uno más, sobre Interpretación del Patrimonio pero q esta vez, parece tener ESE Ítem incluído!!!! Después les cuento! Myriam. accesibleturblogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s