Sin diplomas, sin tarjeta, vengo a hacer networking

Del hola ¿ Qué tal soy la nueva ? sigo en este proceso de crecimiento personal y profesional y he pasado a dejar y a querer dejar de presentarme con ese diploma de carrera finalizada, master, fp y la pertinente tarjeta de contacto.

Todo son herramientas que ya se presuponen, como he leido estos días algunos articulos muy interesantes he decidido quedarme con una frase, cuantos más aprendo de una cosa, más me gusta.

Acabar los estudios y ponerte a pensar venga hora de encontrar un trabajo estable y formar una familia, llevo escuchando eso de la boca de amigas desde que tenía 18 años, y yo me temo que soy todo menos una persona que hace planes de futuro y tiene la certeza de que mañana estara aquí o allí y del tal forma o con tal persona.

Creo que por eso me enganchó el turismo, el social media, las nuevas tecnologías aplicadas a la comunicación, que cada vez tiene más y mejores armas para ser difundida, incluso todo aquello que se pretende que no lo sea.

Un mundo incierto que implica constante evolución, mucho movimiento, estar aquí y allí , contrastar, buscar experiencias, recomendaciones, en fin, un día a día intenso,  para todos aquellos profesionales que lo sufren o lo disfrutan y está ahí al pie del cañón.

Digo lo de lo sufren o lo disfrutan porque es el eje clave de la palabra networking, y de lo que quiero plasmar en este post.

Conocer bien donde te quieres meter, a que te vas a dedicar como profesional, como es el día a día de los que ya pertenecen al sector y llevan mucho tiempo en él, sus experiencias y recomendaciones son para mí el objetivo fundamental de la acción llamada networking.

Todos podemos ya conocer el significado del concepto, pero lo que implica y llevarlo a cabo es otra historia, pues no todas las puertas que tocas se abren, hay muchas que tienes que tocar un par de veces.

Ser capaz de resolver problemas ¿ estudias turismo ? anda , no veas ¿ para viajar eh ? se enfoca a diversión, más que a responsabilidad, la responsabilidad de tener en tus manos la diversión, pero de otros, pues para que negarlo, cuando haces día tras día la misma ruta guiada en tu ciudad, cuando llegas a la fría habitación de hotel después del pertinente y pesado viaje con el grupo, que encima te viene a buscar porque hay algún problema con la adjudicación de habitaciones, y tú como guia de ruta, que no local, eres el encargado de resolver todo, tienes que bajar a negociar a recepción, siempre, faltaba más, con la mejor disposición, pues en este sector, al igual que el social media, la conversación es la reina.

Mencionar también la central de reservas, ese pinganillo, ese teléfono que suena y suena y el agente de reservas que no pone su mejor cara, pone su mejor voz, aprender a sonreir tras el teléfono, moderar el tono el voz, que debes adaptar tanto al cliente como a tus compañeros, eres ese actor con un diálogo ya creado, que debes memorizar y aprender, y de golpe y porrazo ves como hay momentos que lo quieres romper, se te olvida que el  APC  ( aviso de política de cancelación ) es al final, para que el cliente lo retenga en su memoria.

Ese cliente que te dice dime algo más ¿ Qué puedo visitar ? y sabes que quizá por estar dando esa información aquí, en la central, considerada extra, estás perdiendo otra reserva, en fin, que eso de : los de turismo, que bien viven, todo el día viajando, de evento en evento tiene su desgaste físico y emocional.

Ese día de” Reyes”, en el que te toca trabajar, esa noche de año nuevo, que resulta que estás de turno y las uvas las improvisas en el bar del hotel con los clientes, clientes, que al final, se convierten junto con tus compañeros en una gran familia.

El no salir hasta tarde con tu pareja porque al día siguente te toca turno y tienes que madrugar, esto es vocación, responsabilidad y conocer bien en que consiste a lo que te quieres o planeas dedicarte, en todo ese proceso es donde entra el networking, esas jornadas de compartir experiencias de persona a persona, el lado humano de la profesionalidad y los aspirantes a serlo, sin etiquetas, simplemente rodeados de un entorno agrable, algo que tomar y una pasión que compartir.

Anuncios

6 pensamientos en “Sin diplomas, sin tarjeta, vengo a hacer networking

  1. umm creo que cada dia nos explicas algo nuevo de tu profesión, pero temo que o se pertenece al cuerpo de guias turísticos o al de la hostelería paras poder comprender la abnegación y dedicación de estos colectivos 🙂 asi que no esperes muchas palmaditas.

    En fin como siempre muy buena exposición y buen aporte

  2. Me estoy acordando de…y cuanto más aprendo menos se 😉 jeje Buff Nos queda aún mucho networking en el que participar, mucho que aprender….pero nos sobran ganas 🙂
    Un buen post Miryam.

  3. ¿Sabes que, Miryam? Hay veces que pareciera que el networking se hace exclusivamente para conseguir negocios nuevos y no para relacionarse con otros dentro de nuestro propio sector.

    Me encanta lo que planteas, porque no solamente ocurre en tu área. En la de marketing y ventas, por ejemplo, existe también ese feeling, ese “suponer” que los de ventas, por ejemplo, ganan mucho dinero por relacionarse con otras personas y cerrar negocios, y se olvidan que, detrás de cada operación, hay innumerables horas de trabajo, de preparación, de dedicación.

    Pero será como todo, querida Miryam, que como dice Miguel, para conocer los entrecortados de cada profesión, hay que estar metido dentro de ella, ¿no?

    Me encantó tu post. ¡Un beso grande y éxitos en todas tus cosas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s