Con la nómina en la sangre: el community manager, independiente.

Actualmente estoy por fín realizando un curso de formación de innovación en la relación con los clientes y community management, términos muy escuchados y utilizados en estos tiempos.

Saturación de información, de bloggers escribiendo al respecto, consejos sobre como actuar, cono no actuar, aplicaciones, que formación se debe tener, que habilidades se le presuponen a un comunity manager, tanta agua en el vaso, que como no le cabe más ahora quiere comprobar todo personalmente, no hay mejor experiencia que esa.

A la hora de analizar lo más importante para mí, que es la figura de la persona que quiere ser el community manager de una marca en concreto, pues me temo que yo soy de ideas fijas, y eso de darme de alta como freelance y a cazar clientes no me acaba de convencer, y creo que  por muy mala que sea la situación nunca lo hará, me quedo entre tanto consejo con dos que me han encantado y que los voy a tratar de aplicar.

¿ Por qué ? porque siempre he pensado en estos dos conceptos de mano de un community manager, que son la fidelidad a la marca a la que representa y la libertad y valor de decir esto no me gusta, todos sabemos que no siempre se debe hacer, hay que conservar la nómina y el puesto, por lo que poner patas arriba las ideas y decir la web corporativa, esta campaña o estrategia no me parecen, son valores que debe y se espera que tenga un buen community o social media manager, como asesor debe hacer su trabajo, y si en su labor observa que no se están haciendo las cosas adecuadamente debe tener la libertad de hacerlo saber sin ser cuestionado, un asesor debe valorar fortalezas y debilidades, por eso debe ser una persona externa a la empresa desde este punto de vista, su visión debe ser limpia, sin que nada la condicione.

Rendimiento, libertad para la crítica, el community manager debe ser una persona que para obtener resultados deshaga el puzzle montado anteriormente y construya uno nuevo, enfocado en la verdadera reputación de la empresa, que no es otra que la que construyen sus clientes, con su satisfacción o insatisfacción, un proceso a largo plazo que hay que tratar con guante de seda, y que seguro nos lleva alguna vez a desarmar y volver a armar todo lo construido al ver que no era el camino adecuado o simplmente no pega con la marca a la que estamos representando.

Pongo el caso de el sector en el que me he formado algo y aún sigo en mi camino de especialización, ya que lo encuentro apasionante: el turismo, siempre cambiante con sensaciones y productos distintos como as bajo la manga.

Pues voy a  tirar una pequeña piedra, que quiero recibir de vuelta, esa es la esencia del sharing, palabra que  es la reina de cualquier estrategia de social media.

Vivimos en momentos duros, en los que todos vivimos nuestro momentazo Titanic, ese momento de te salvas tú , no cariño sube tú a la tabla que el agua aquí está helada, cuando ambos podían haber alternado su presencia en la tabla y aguantado el tirón. Pues esto es lo que estamos haciendo con las “ideas” todos queremos ahora ser creativos, innovadores, tener las mejores, las más rentables, por lo que queremos o buscamos con toda nuestra ansiedad estar todo el rato subidos a la tabla, si buscamos empresas del sector que tengan presencia en las redes sociales, en concreto agencias de viajes, vemos como enfocan sus contenidos en estas a publicar meras ofertas, desde mi punto de vista personal no me llama la atención ver este tipo de contenido, claro que quiero conocer ofetas, pero siempre veo y veré como principal ventana del escaparate de la marca de una agencia su web, aquí es donde debe estar, y espero como cliente encontrar esta información, no en las redes, como seguidora de una página corporativa (los que se atrevan, que todavía veo mucho perfil )me interesa más encontar aquí contenido que me haga ir luego a su página web y ver sus ofertas y servicios, cada lugar representa una función, y las redes son ese complemento que nos a yuda a fomentar el tráfico a nuestra casa, la web.

Aquí es donde entra la figura del asesor, y ya si hablo de los blogs más todavía, muchos creados, empresas que piensan vamos a abrir uno sin analizar muchos aspectos importantes como son ¿ Quién será el redactor ? tipo de contenido, periodicidad de las publicaciones, yo veo mucho más atractivo ver como el agente me habla, me cuenta su visión sobre un destino, su visión personal, todo esto en su blog, donde no me aburriré con eso de :  Tailandia por 1300 , Marruecos por 800 , ofertón de Semana Santa, una línea a seguir complicada de romper, y que si eres parte de la plantilla de la agencia tu visión cambiará, muchos agentes de viajes no comercializan el destino, las emociones, lugares, su cultura, su gente, comercializan tarifas, y a estas alturas el turista que acude a una agencia o consulta la comunidad online de alguna este tipo de información le aporta poco valor, y desde mi punto de vista de estudiante de turismo y social media pienso que indica que la empresa no se preocupa por conocer lo que el cliente en verdad demanda, la implantanción de una estrategia de social media o CRM indica eso, grita que tu emrpesa quiere dar ese paso más en la relación con el cliente, conocer en menor tiempo y mejor su necesidad, por lo que en en este post he decidido mojarme un poquito y dar mi pequeña visión al respecto haciendo honor a su nombre, el cm libre, con todos sus sentidos puestos en el cliente, paloma mensajera de lo que se habla dentro, para trasladarlo fuera y a la inversa.

Anuncios

2 pensamientos en “Con la nómina en la sangre: el community manager, independiente.

  1. ¡Hola, querida! Pues fíjate que te voy a dar mi opinión: No veo a un community manager como freelance, manejando al mismo tiempo 20 cuentas diferentes a 90€ al mes (que los hay).

    Si haces la cuenta, pues “teóricamente” tienes a una persona que está ganando 1800€, que para muchos sería una buena paga, pero que está manejando 20 cuentas. Ahora, hago otra cuenta: Un mes de trabajo tiene 160 horas. 160 horas entre 20 cuentas, equivale a 8 horas mensuales a cada cuenta. ¿Qué trabajo de gestión de comunidad, de desarrollo de relaciones, de búsqueda de “influencers”, de monitoreo se puede hacer con tan poco tiempo? Pues yo creo que ninguno o muy poco.

    Yo, como tú, veo al Community Manager, o Social Media Strategist, como una persona que debe pertenecer a la organización, y si no es así, debe ser un profesional freelance que maneje un número máximo de cuentas, que le paguen lo suficiente como para poder dedicarle a cada cuenta la cantidad de horas de trabajo que son requeridas para hacerlo bien, o que se arme de un equipo de profesionales en quienes delegar el trabajo para hacerlo bien, y en este caso ya dejas de ser un profesional freelance, para convertirte en una agencia de social media marketing.

    En todo caso, querida mía, creo que la responsabilidad es compartida entre el que se dedica a cazar clientes para llevar cuentas en social media y el cliente que no se toma lo del social media en serio y no quiere invertir el dinero que tiene que invertirse para hacer el trabajo de manera profesional, y dedicándole a la marca el tiempo que la marca realmente se merece.

    Pero esa es mi humilde opinión, Miryam. Tal vez me tilden de marciano por ella, pero es que no lo puedo ver de otra manera.

    ¿Me mojé lo suficiente?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s